VIDEO - WHY DO THEY ALWAYS SEND THE POOR?!

Loading...

sábado, 15 de septiembre de 2007

12 de septiembre de 1866 YATAYTY CORÁ

UNA GUERRA QUE NO CONVENCE
En la entrevista del 12 de septiembre de 1866 entre el Mariscal López y el General Mitre (en Yatayty Corá), después de 5 horas, habiéndose aparentemente logrado un entendimiento de paz entre las dos naciones, el Imperio de Brasil se opuso a tal negociación y, desafortunadamente continuó la guerra hasta cumplirse el plan prefijado: "La muerte hasta del niño dentro del vientre de la mujer paraguaya".

El Paraguay en 1865, era la primera potencia militar de Sudamérica, amén de poseer fundición de acero, la primera vía férrea, telégrafo, marina mercante, fue la primera nación que encaró la construcción de trincheras como estrategia defensiva, 50 años antes de la Primera Guerra Mundial. Paraguay era ya una nación autoabastecida, pues su floreciente industria y comercio competía con las naciones industrializadas de Europa (Inglaterra, Francia).
En cuanto a la vida de Mitre rescato que es sorprendente; a la edad de 17 años dio al teatro dos dramas históricos sobre asuntos americanos. Otro dato que no se puede olvidar son las voluminosas historias de Belgrano y San Martín que se dio tiempo para escribir.
Después de la batalla de Pavón en 1861, el congreso decretó en su honor un voto de gratitud, declarando que a él se le debía la organización de la nacionalidad argentina.Vale la pena destacar el detalle de haber sido presidente constitucional en 1862 con el voto unánime y libre de los ciudadanos, incluido el del mismo general Urquiza, a poco de ser vencido por él.
Pero se rescataron también, declaraciones de Sarmiento donde reconocía el uso de la violencia para fraguar un plan de fraude electoral, para que sucedieran las cosas así (ver artículo: Civilización y Barbarie, sobre los dichos de Sarmiento).
Está documentada una entrevista del Mariscal López con Mitre el 12 de Setiembre de 1866, con el objeto de evaluar un posible armisticio; desde luego el comandante de las tropas debía informar a sus aliados y especialmente al Emperador de Brasil quién opone el siguiente reparo: "Abdicaré más bien que tratar con semejantes déspotas", fracasando de esta forma las posibilidades de llegar a un cese de hostilidades.
Mientras Argentina y sus ciudadanos pueden sentirse en mayor o menor medida, responsables del genocidio, nos hacemos esta pregunta: ¿y el Brasil? Parece que a ellos este virus no les afectó. Sin embargo, mirando los hechos desde otra posición histórica, cambiando el ángulo de la mirada, aparece enseguida aquella idea de una guerra venida de Londres (autor intelectual), un Londres sensible por la pujanza y autonomía del Paraguay, idea muy bien recepcionada y canalizada por vía Brasil. Esta teoría no es tan traída de los cabellos, pues alguien necesitaba de la contienda, y no precisamente Argentina. La historia sin embargo prefiere hacer un infantil hincapié en la presunta insania del mariscal López. El Paraguay literalmente debía ser borrado y el objetivo pudo cumplirse, necesitándose para tal efecto de la participación argentina. Mitre a todo esto, hizo esfuerzos para quedar al margen de dicha responsabilidad. Obviamente había que ofrecerle la comandancia de los ejércitos, porque era un lujo; sí, un lujo y ayudaría a disfrazar la patraña.
...
FUENTE: Carlos Benjamín Serrano - UNA GUERRA QUE NO CONVENCE-
DIARIO EL LIBERTADOR

UNA GUERRA QUE NO CONVENCE

SARMIENTO, MITRE Y CORRIENTES.
UN AMOR CON BARRERAS.
En los '70, la sonoridad de las palabras de aquel descendiente de Sarmiento, pronunciadas incisivamente contra Mitre, hecho que hoy se explica con claridad, pues los sarmientistas tienen fundados motivos para recelar de la figura de don Bartolomé, porque sienten que les hace sombra. Para Alberto Rivera, correntino, investigador de historia del Conicet, el enfrentamiento en las ideas entre Sarmiento y Mitre era algo más que evidente, a lo cual agrega: "con el Ayerecó Cuahá Catú, Mitre desde el diario La Nación aplastaba al Senador por San Juan".Frente a una figura polémica como la de Sarmiento, altanero y dueño de las verdades, para quien Corrientes fue "donde termina la civilización y comienza la barbarie", expresiones refutadas por el correntino Manuel Cabral (antepasado del historiador J.S. Cabral) con esta contestación: "es donde comienza la libertad" y luego los motivos de los que dieron su vida por la Libertad, Patria, Constitución, símbolos de la bandera provincial. Para el ensayista contemporáneo Martín Alvarenga, "Latinoamérica comienza en Corrientes".
Prescindente aún de la historia, de vuelta en Corrientes llegó el momento de escuchar de entendidos, distintos análisis sobre la Guerra de la Triple Alianza, considerada un genocidio dentro de la América Latina, impensable para países vecinos de orígenes comunes, viéndose entonces señalada la figura de Mitre. Teniendo en cuenta que esa guerra contra el Paraguay (1865 – 1870) tuvo mucho que ver con Corrientes, casualmente lo que decide al general es la ocupación de territorios correntinos por el Mariscal López.La guerra de la Triple Alianza fue una lucha inútil contra la nación hermana del Paraguay y, a pesar de ser tan sangrienta, los alumnos del secundario casi la ignoran y si figuran en los programas de Historia, es para comentar la muerte de Dominguito en Curupaytí. Pero desconocen que allí murieron 9.000 soldados argentinos y sólo 90 paraguayos (según los historiadores J.M.Rosa, argentino y V.N.Vaconcellos, paraguayo). Curupaytí fue un "descalabro total" para las fuerzas argentinas (22 de septiembre de 1866). También otras batallas como Tuyutí, Estero Bellaco, Boquerón, fueron muy sangrientas, en las que el pueblo paraguayo defendió con garras su suelo, participando niños y mujeres.Una publicación reciente de un profesor de la Universidad de San Pablo la llamó La Guerra Maldita y otro periodista brasileño consideró a esta guerra como un genocidio de la nación paraguaya. La opinión pública americana y europea consideró vergonzoso el tratado secreto anexo del 1º de mayo de 1865, por el que las tres naciones debían continuar hasta la aniquilación del Paraguay.

El 2 de marzo de 1866 Russell inserta el tratado secreto (en inglés) en un libro denominado Blue Book. El escándalo fue tremendo. Alberdi lo retradujo al español y fue publicado en La América de Buenos Aires en abril. Ese mismo mes, El Pueblo de Buenos Aires comentó "esa obra de cinismo y abyección… hierve la sangre de indignación ante tanto servilismo".
"En el interior la prensa acusa abiertamente a Mitre de haber provocado la invasión a Corrientes". "La América del 23 de mayo dice: El libro Azul (Blue book) de una monarquía egoísta, como las tablas del profeta del Sinaí, viene a advertir a la democracia muda o dormida que la venden por treinta dineros".
...

FUENTE:Carlos Benjamín Serrano - UNA GUERRA QUE NO CONVENCE -
DIARIO: EL LIBERTADOR - Corrientes, Argentina.
TRABAJO FOTOGRÁFICO: Panambi Vera.